Francia retiene un barco británico en pleno pulso con el Reino Unido por las licencias de pesca tras el Brexit

Un pesquero británico permanece inmovilizado este jueves en el puerto francés de Le Havre.
Un pesquero británico permanece inmovilizado este jueves en el puerto francés de Le Havre.SARAH MEYSSONNIER (Reuters)

Francia ha confirmado este jueves que mantiene retenido desde la víspera un barco británico que pescaba en aguas francesas sin licencia. El episodio se conoce en medio de un renovado pulso entre París y Londres por la disputa sobre las autorizaciones para los pescadores franceses tras el Brexit, que según el Gobierno francés deberían haber sido emitidas hace ya nueve meses. Ante el inmovilismo del Reino Unido, Francia ha amenazado con una serie de “represalias” a partir de la semana que viene que podrían ir más allá de la disputa marítima. Para el Gobierno de Emmanuel Macron, el Ejecutivo de Boris Johnson parece entender solo el “idioma de la fuerza” y París está dispuesto a ganar este “combate”, aunque a la par asegura estar “abierto a discusiones”.

Según ha informado este jueves el Ministerio de Asuntos Marítimos, una patrulla marítima de la Gendarmería francesa registró el miércoles varios barcos británicos que faenaban en aguas galas. Uno de ellos fue multado por “obstaculizar” el control, al negarse en un primer momento a permitir que los gendarmes montaran a bordo para comprobar la documentación, que finalmente estaba en regla. Sin embargo, en una segunda inspección de una embarcación británica, los agentes comprobaron que este “no figuraba en las listas de licencias acordadas con el Reino Unido por la Comisión Europea y Francia”, por lo que se emitió de “inmediato” una orden de desvío hacia el puerto de Le Havre, donde permanecía aún varado este jueves, según confirmó la ministra de Asuntos Marítimos, Annick Girardin.

“El barco sigue inmovilizado (…) porque no tenía licencia para pescar en aguas francesas”, ha dicho Girardin la mañana del jueves en una entrevista en la emisora RTL. De acuerdo con el Gobierno francés, cabe la posibilidad de “confiscar” el producto pescado e incluso mantener inmovilizada la embarcación hasta que se pague una fianza, algo que, señala el comunicado oficial en un mensaje que parece ir más allá del caso concreto, “representa consecuencias económicas importantes para el armador” y podría implicar “sanciones penales” para el capitán, si así lo decide un juez.

La detención del buque británico se conoce horas después de que Francia amenazara con toda una batería de sanciones a partir del 2 de noviembre si Londres no mueve ficha y sigue sin emitir todas las licencias de pesca que París le reclama. Según anunció el portavoz del Gobierno galo, Gabriel Attal, tras el Consejo de Ministros semanal, a partir del martes que viene se podrían implementar una serie de primeras medidas: prohibir el desembarco de productos pesqueros británicos en todos los puertos franceses, reforzar los controles de aduanas y sanitarios, así como realizar controles de seguridad “sistemáticos” de los barcos británicos, a la par de un “refuerzo” de los controles de camiones en dirección o procedentes del Reino Unido, especialmente en el puerto de Calais. A ello le podría seguir una segunda serie de medidas que fueran más allá de los controles pesqueros. En este contexto, “no excluye” implementar incluso “revisar el suministro energético” para las islas anglonormandas.

El Gobierno británico calificó la víspera de “desproporcionadas” y “decepcionantes” las amenazas francesas, y aseguró que no hay “comunicación formal” en estos momentos con su homólogo galo, pero París ha replicado este jueves que Londres no parece entender otro tipo de negociación. “Ahora hay que hablar el idioma de la fuerza porque me temo que, por desgracia, este Gobierno británico no comprende otra cosa”, ha lamentado el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Clément Beaune. “No me alegra y no es muy inteligente, pero ante un socio que no entiende nada más que el idioma de la fuerza, hay que hablar” ese lenguaje, agregó en una entrevista en la cadena CNews.

“No es la guerra, es un combate”, ha dicho entretanto la ministra de Asuntos Marítimos francesa, Annick Girardin, en la cadena RTL sobre la batería de represalias francesas. “Los pescadores franceses tienen derechos. Hay un acuerdo firmado y debemos aplicar ese acuerdo. Tenemos derechos de pesca, tenemos que defenderlos y los defenderemos”, ha afirmado, al tiempo que ha adelantado que el primer ministro francés, Jean Castex, se apresta a pedir que la Comisión Europea reconozca que el Reino Unido “no respeta los acuerdos y que por tanto se pueden implementar medidas de represalia por parte de la Comisión Europea”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En lo que apunta a una estrategia para forzar negociaciones –al fin y al cabo Emmanuel Macron y Boris Johnson se verán este fin de semana en Roma durante la cumbre del G-20–, el propio Castex se ha apresurado a decir poco después de las palabras de sus ministros que está “abierto a discusiones mañana, tarde y noche” siempre y cuando los británicos “respeten sus compromisos”.

En el acuerdo post Brexit cerrado entre Londres y Bruselas a finales de 2020, se prevé que los pescadores europeos puedan seguir faenando en algunas aguas británicas siempre que puedan demostrar que ya pescaban allí antes de la salida británica de la Unión Europea. El problema es que París y Londres se desmienten en torno a la cifra de licencias que se deben emitir.

En las zonas aún en disputa, entre las 6 y 12 millas náuticas de la costa británica y las islas anglonormandas, Londres y Jersey han acordado entregar 210 licencias definitivas, pero París reclama 200 más, según la Agencia France Presse. La ministra Girardin ha desmentido este jueves las afirmaciones británicas acerca de que Londres ha emitido ya el 98% de las licencias europeas solicitadas. “Es falso, los europeos han pedido 2.217 licencias y los británicos han dado 1.913. Es el 90%. Y todos los que no tienen aún licencia son franceses, aparte de uno o dos belgas”, ha puntualizado.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

%d bloggers like this: