Un año sin Maradona, un año sin certezas sobre su muerte

El 25 de noviembre de 2020 el mundo se sacudió con la noticia de la muerte del astro del fútbol Diego Maradona, uno de los deportistas más famosos de todos los tiempos. A un año exacto de su muerte, la Justicia argentina todavía investiga qué pasó en los días y horas anteriores a su fallecimiento.

Siete personas relacionadas con los cuidados médicos del campeón del mundo con Argentina en México 1986 son investigadas por presunto “homicidio simple con dolo eventual” buscando determinar si los cuidados al exfutbolista fueron deficientes.

Los investigados

– Leopoldo Luque: neurocirujano, es señalado por allegados y familiares como el médico de cabecera de Maradona, aunque él lo niega y asegura que el astro solo le hacía caso porque lo veía como “un amigo”. Dalma y Gianinna Maradona, hijas del exfutbolista, lo acusan de ser uno de los máximos responsables de la muerte de su padre junto al abogado Matías Morla.

– Agustina Cosachov: es la psiquiatra que estuvo a cargo de sus medicamentos y, según se desprende de los mensajes filtrados por la prensa, de coordinar con Luque el trabajo del equipo médico. También es investigada por presunta “falsedad ideológica” tras ser acusada de certificar que el astro del fútbol se encontraba bien de salud sin haberlo visto.

– Carlos Díaz: es el último psicólogo que tuvo. Era el médico que más determinaciones tomaba después de Luque y Cosachov. Hombre de confianza de Morla, amigo, abogado y encargado de manejar las finanzas de Maradona.

– Nancy Forlini: es la médica que coordinaba los cuidados domiciliarios.

– Mariano Perroni: era el coordinador de los enfermeros.

– Dahiana Gisela Madrid: es la enfermera que estaba en la casa cuando falleció Maradona.

– Ricardo Almirón: enfermero que estuvo en la casa la noche previa al deceso. Fue la última persona en verlo vivo.

%d bloggers like this: