José Manuel Albares, ministro de Exteriores: “Las mayores amenazas para la seguridad de los españoles vienen ahora del Este”

La Cumbre de Madrid, la semana próxima, será la primera que celebre la OTAN en sus 73 años de historia con una invasión en suelo europeo. Las bombas de Severodonetsk o Lisichans resonarán en el pabellón de la Feria de Madrid (Ifema) donde más de 40 jefes de Estado y Gobierno debatirán cómo hacer frente a un escenario donde la guerra ha sustituido a la diplomacia. Entre bastidores, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares (Madrid, 50 años), negocia hasta el último minuto cada coma de los documentos que suscribirán los líderes, convencido de que las palabras aún son importantes.

Pregunta. ¿Espera que se invite en Madrid a Suecia y Finlandia a ingresar en la OTAN?

Respuesta. Quedan pocos días. Hay un diálogo abierto entre Suecia, Finlandia y Turquía. Ese diálogo, por la información que tengo, va bien; y lo que España quiere es que puedan entrar en la OTAN como han expresado su deseo. Al mismo tiempo, todas las dudas o inquietudes sobre la seguridad de los estados miembros deben ser suficientemente respondidas. Lo que queremos es que dos socios estrechos de la UE, como Finlandia y Suecia, y un aliado y amigo mediterráneo, como Turquía, acerquen posiciones. Si España puede ayudar, por supuesto lo haremos.

P. ¿Puede un país tomar como rehén a la OTAN por motivos que no tienen que ver con el ingreso de Suecia y Finlandia?

R. Las reglas son claras. La decisión tiene que tomarse por unanimidad. Finlandia y Suecia son dos democracias consolidadas y tienen su lugar en la familia atlántica. Al mismo tiempo, hay que responder a esas inquietudes que pueda tener Turquía. Yo espero que muy pronto podamos acercar posiciones y entren por unanimidad en la OTAN.

P. ¿Descarta que Zelenski se presente en Madrid?

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

R. El presidente Zelenski está invitado. Si él tomara la decisión de venir, por supuesto, lo acogeríamos con los brazos abiertos. Pero él ya ha dicho que participará por videoconferencia. Tenemos que comprender la complejidad para salir y entrar en Ucrania, donde hay una guerra abierta, y el hecho de que él tiene que estar al frente de su Gobierno en estos momentos tan difíciles.

P. Tras la entrada de Suecia y Finlandia, ¿la OTAN debe mantener su puerta abierta para que a medio plazo entre Ucrania?

R. Eso no se plantea. Y quiero aclarar que quien pueda pensar que uno de los motivos de la agresión ilegal de Rusia a Ucrania era esa entrada, no es cierto. Es parte de una campaña de desinformación. Nunca estuvo sobre la mesa, ni lo está ahora.

P. Algunos gobiernos aliados creen que alargar esta guerra desgasta a Putin y otros advierten de que mantener un conflicto abierto en Europa supone arriesgarse a una escalada.

R. Solo hay una estrategia y es que la paz regrese a Ucrania y Europa lo antes posible. Todas las medidas que estamos tomando los países de la UE y nuestros aliados trasatlánticos buscan que las tropas rusas vuelvan al interior de las fronteras de su país, de donde nunca debieron salir.

P. ¿Hay que pedir a Zelenski que busque un alto el fuego con Putin aunque sea a costa de asumir sacrificios?

R. Zelenski es un presidente democráticamente elegido. Y Ucrania un país soberano, libre e independiente. Es el Gobierno de Ucrania el que debe tomar las decisiones que considere oportunas sobre su futuro.

P. La guerra de Ucrania va a marcar la cumbre de Madrid. El interés de España en que no se descuiden las amenazas del sur ¿no ha quedado desdibujado?

R. La cumbre va a estar marcada por la agresión ilegal de Rusia a Ucrania. No podría ser de otra manera. Y España reconoce que en estos momentos las mayores amenazas para la seguridad de la OTAN, por lo tanto para la seguridad de España y los españoles, provienen del flanco este. Nada más normal que, si hay un conflicto como el de Ucrania, reforcemos ese flanco. España participa solidariamente en su refuerzo. Pero también hay amenazas desde el flanco sur que el resto de aliados reconoce. La cena de ministros de Exteriores del día 29 estará centrada en el flanco sur, una de las sesiones de los jefes de Estado y Gobierno tratará la situación en el vecindario sur… por tanto, la propia estructura de la cumbre lo demuestra. Y estoy seguro de que el Concepto Estratégico tendrá en cuenta esas amenazas.

P. Los dos invitados del sur a la cumbre (Mauritania y Jordania) son países excéntricos respecto a las potencias de la región, lo que demuestra la pobreza de la relación de la OTAN con la otra orilla del Mediterráneo.

R. Lo que eso demuestra es que hasta ahora no había amenazas desde el flanco sur como hoy día. Efectivamente, es reciente que la OTAN mire hacia el sur, aunque haga ya algunos años. El Sahel no representaba el desafío que supone hoy que, una vez que el Daesh ha bajado en Irak y Siria, ha pasado a ser el epicentro del terrorismo mundial. La OTAN ya ha reconocido que la mirada tiene que ser a 360 grados y estoy seguro de que el Concepto Estratégico dará un paso más.

P. Rusia está en el sur también.

R. Cada vez más las amenazas del sur son las amenazas rusas desde el sur.

P. La inmigración ilegal y el suministro de gas ¿son armas?

R. Si se quieren transformar en arma política, lo que es inaceptable, lo pueden hacer. Lo hemos visto en la frontera de Bielorrusia con Polonia, con emigrantes que venían de Oriente Medio. Lo estamos viendo con el gas ruso para presionar a países dependientes del mismo. Hoy es evidente. Pero hay otras, los ciberataques, el terrorismo, la desinformación, el cambio climático. Son las amenazas híbridas.

P. Argelia asegura que no ha congelado las domiciliaciones bancarias que permiten el intercambio comercial con España.

R. La política comercial está totalmente comunitarizada, pertenece a la Comisión Europea, y es el vicepresidente ejecutivo y comisario de política comercial Dombrovskis quien en estos momentos está analizando esa situación. Lo que nosotros queremos es tener las mejores relaciones con Argelia desde el respeto mutuo, la soberanía y la no injerencia en asuntos internos.

P. Los empresarios españoles se quejan de que no pueden importar productos ¿Cuánto tiempo se puede mantener esta situación?

R. Cada vez que detectamos el bloqueo de una operación, lo estamos trasladando a la Comisión, que es quien verifica la situación y tiene los instrumentos para responder a ella. Insisto: lo que nosotros queremos es que sea la diplomacia, el diálogo, la amistad entre los dos pueblos la que se retome.

P. ¿España va a pedir a la Comisión que denuncie el incumplimiento del acuerdo de asociación entre Argelia y la UE? Porque parece que hay una vulneración bastante clara.

R. Así lo dijeron el vicepresidente y el alto representante en su comunicado. España no tiene que pedir nada. La política comercial es común, es la Comisión la que actúa.

P. Pero los empresarios piden cuentas al Gobierno español ¿Qué les dice?

R. Yo estuve reunido con el comisario, aportamos la certificación de la asociación bancaria y remitimos todas aquellas operaciones que en ese momento estaban bloqueadas. Lo que espero es que esta situación vuelva a los cauces de amistad entre los dos pueblos, pero también le quiero decir a los empresarios españoles: seremos firmes en su defensa.

P. ¿Qué harán?

R. No adelantemos acontecimientos. Esperemos que se reanude el cauce de la diplomacia y el diálogo. Es lo que queremos.

P. Los empresarios españoles tienen derecho a saber qué va a hacer su gobierno

R. Estamos en contacto con los empresarios españoles y estamos recabando información para verificar esta situación. Entienda que la diplomacia necesita discreción.

P. Si usted sintiera que es un obstáculo para la normalización de las relaciones. ¿Se apartaría?

R. España no ha hecho absolutamente nada para encontrarse en esta situación. Lo que queremos es tener las mejores relaciones con el pueblo de Argelia y su Gobierno, exactamente igual que con el resto de vecinos.

P. Se lo pregunto porque ha habido un editorial de la agencia oficial argelina repleto de insultos personales contra usted.

R. Yo poco importo, este no es un asunto de tal o cual persona. Yo represento la política exterior de España y trabajaré siempre por la amistad con el pueblo argelino, la mano está tendida y queremos que se recupere la diplomacia. Pero desde la firmeza de la defensa de nuestras empresas.

P. ¿Era previsible una reacción de Argelia como la que ha tenido?

R. Insisto, España no ha hecho nada para encontrarse en esta situación. Todo país tiene derecho a tomar decisiones soberanas.

P. Algunos creen que España ha dado imagen de debilidad y ha cedido a la presión de Marruecos.

R. España no acepta presiones de nadie, para ninguna decisión [en política exterior]. España toma sus decisiones de manera soberana y eso es algo que deben entender todos los países del mundo.

P. ¿Por qué Argelia no ha entendido que es un asunto interno de España decidir su posición sobre el Sahara?

R. No me corresponde a mí responder a esa pregunta.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com