Las ministras Robles y Baerbock denuncian que “Putin usa la violación como crimen de guerra en Ucrania”

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en el centro, junto a la ministra de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, y la Mujer, Paz y la representante de la OTAN para Mujer, Paz y Seguridad, Irene Felllin, de espaldas.EUROPA PRESS (Europa Press)

La ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, la titular española de Defensa, Margarita Robles, y la representante especial del secretario general de la OTAN para Mujer, Paz y Seguridad, Irene Fellin, han denunciado este jueves en Madrid que el presidente ruso, Vladímir Putin, “está utilizando las violaciones de mujeres como arma de guerra” en Ucrania. “España espera que Putin sea llevado ante los tribunales internacionales y que estas agresiones sexuales tengan el castigo que merecen”, ha manifestado Robles.

La jefa de la diplomacia germana ha subrayado que las violaciones, utilizadas como instrumento de la limpieza étnica, ya fueron denunciadas durante la guerra de los Balcanes a finales del siglo XX, pero entonces no se tuvieron en cuenta. “Ahora estamos en otra fase. Es un crimen de guerra y Putin lo está usando”, ha advertido Baerbock.

La ministra alemana ha subrayado la importancia de incorporar mujeres a los equipos de fiscales enviados a Ucrania para recoger evidencias de estos crímenes y recabar el testimonio de las víctimas, mientras que Robles ha destacado que la presencia de mujeres en las Fuerzas Armadas infunde seguridad a la población civil de los países donde están desplegadas.

La ministra española ha denunciado la situación de las mujeres y niñas afganas, a las que se impide el acceso a la educación o al empleo, tras la retirada de las tropas de la OTAN del país asiático, en agosto del año pasado, y ha subrayado que la comunidad internacional “no puede mirar para otro lado” ante la situación de miles de mujeres y niñas “violadas y ultrajadas” en los conflictos bélicos. Ninguna de las dos ministras ha querido comentar las palabras del primer ministro británico, Boris Johnson, quien dijo que si Putin hubiera sido mujer la guerra de Ucrania no hubiera tenido lugar, aunque su antecesora Margaret Thatcher envió a los militares británicos a recuperar Las Malvinas.

Ambas políticas se han felicitado de que el preámbulo del nuevo Concepto Estratégico, aprobado en Madrid, destaque la importancia de que la OTAN incorpore la Agenda de Mujer, Paz y Seguridad a todas sus tareas. Y, además, cite expresamente en su articulado la “violencia sexual”, vinculada a los conflictos, como una de las formas de violencia contra los civiles que socava la seguridad humana y tiene un impacto más desproporcionado sobre “mujeres, niños y grupos minoritarios”, alimentando los desplazamientos forzosos de población y el tráfico de seres humanos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com