Nayib Bukele desplegará policías y militares para cercar las ciudades de El Salvador contra los pandilleros

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció el miércoles que desplegará policías y militares para cercar las ciudades del país centroamericanos contra las pandillas. La medida del mandatario se encuadra en una durísima política contra estas organizaciones que le ha costado multitud de críticas y denuncias de organizaciones en defensa de los derechos humanos. La guerra contra las maras ya deja, según el Gobierno, gracias al régimen de excepción, unos 58.000 detenidos y el político aprovechó un acto castrense celebrado en San Juan Opico, a poco más de 30 de kilómetros de San Salvador, para adelantar sus próximos pasos.

“Lo que prácticamente vamos a hacer es cercar grandes ciudades y hacer los procesos de extracción de los terroristas que están dentro de esas ciudades, sin darles la posibilidad de escapar”, lanzó Bukele ante unos 14.000 soldados que fueron concentrados en un terreno cerca de un cuartel militar. “Por motivos de seguridad”, agregó el presidente, las autoridades no darán a conocer los nombres de estas ciudades. Sin embargo, prometió que “en los próximos días” quedarán cercadas por policías y militares para detener a pandilleros.

El presidente Bukele hablando desde Ciudad Arce.Rodrigo Sura (EFE)

Esta medida tiene un precedente. Ocurrió a principios de octubre, cuando el Gobierno puso un cerco al municipio de Comasagua tras un asesinato y, según la información oficial, así logró desarticular una célula de la Mara Salvatrucha MS-13. Bukele calificó el operativo de “éxito” y añadió: “Si ellos quieren escapar o alguien quiere suplirlos de armamento, o de alimentos, o de munición, o de celulares, o de todo lo que utilizan para amedrentar a la población, pues ahí van a interceptarlos”.

El plan carece de momento de otros detalles. El Gobierno no informó con exactitud sobre la puesta en marcha de los cercos y se limitó a decir que forman parte del denominado programa de seguridad Control Territorial. En El Salvador está vigente desde el pasado 27 de marzo un régimen de excepción que permite detenciones sin orden judicial. Pese a los cuestionamientos de la oposición y buena parte de la comunidad internacional, el régimen de excepción fue prorrogado recientemente por el Congreso hasta mediados de diciembre. Hasta el pasado marzo, en las cárceles de El Salvador había 16.000 pandilleros encarcelados. La mayoría de los detenidos son miembros de las pandillas MS-13 y el Barrio 18 en sus facciones sureños y revolucionarios.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE