Aplazan otra vez la preliminar de Operación Coral

La audiencia del juicio preliminar de Operación Coral fue nuevamente aplazada, esta vez porque el general Juan Carlos Torres Robiou,  exdirector del  Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y uno de los principales militares imputados, cambió de abogados.

El también llamado juicio a las pruebas, cuya primera audiencia todavía no ha sido posible, la jueza Yanibet Rivas la pospuso para el 9 de diciembre.  El abogado que representaba a Torres Robiou era Harol Aybar, quien cesó en la defensa porque supuestamente ya había concluido el período para el cual negoció con el exfuncionario.

Durante la espera de que iniciara la fallida presentación de las pruebas, que debe empezar por parte del Ministerio Público, los abogados de los acusados que fueron detenidos el 24 de abril del 2021 y que ya cumplieron los 18 meses en prisión, afirmaron que su mantenimiento tras las rejas ya “es ilegal”.

Cristian Martínez, uno de los abogados del mayor general Adán Cáceres Silvestre, exjefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep), tildó como “una barbaridad” que el Sexto Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional haya fijado para el 6 de diciembre el conocimiento de la solicitud que hicieron para que se le varié la medida de coerción al alto oficial del Ejército.

De igual manera se expresó Héctor López Rodríguez, de la defensa de Rossy Guzmán Sánchez (la Pastora) y el cabo de la Policía Tanner Antonio Flete Guzmán (hijo de la religiosa).

Junto a Cáceres Silvestre, la Pastora y su hijo, también cumplieron los 18 meses de prisión el pasado 24 de octubre, el coronel policial Rafael Núñez de Aza, miembro de la seguridad del expresidente Danilo Medina.

El teniente coronel de la Policía, Raúl Girón, detenido durante los primeros allanamientos del caso de corrupción junto a Cáceres y Núñez de Aza, cumple prisión domiciliaria, por colaborar con la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).

El otro grupo que encabeza Torres Robiou, y detenido siete meses después que el primero, tiene un año justo con la prisión preventiva.

Con las operaciones Coral y Coral 5G, las cuales fueron fusionadas en un mismo expediente, se acusa a 48 personas, 30 personas físicas y 18 personas jurídicas, de defraudar al Estado dominicano con más de 4,000 millones de pesos.

El desfalco se habría ejecutado con nombramientos que no rendían ninguna función en el Estado, pero que los beneficiados debían pagar hasta el 70 por ciento del salario a los de la red.

Según el Ministerio Público este entramado de corrupción operó en el Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep), el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani).

Otros imputados en al red

Otros señalados en el expediente de corrupción son Boanerges Reyes Batista (ARD) y Julio Camilo de los Santos Viola (FARD), así como el capitán de navío de la Armada Franklin Mata Flores y el mayor de la Policía José Manuel Rosario Pirón.

En el caso también están implicados Carlos Lantigua, Alfredo Pichardo, Erasmo Roger Pérez, Jehohanan Lucía Rodríguez, Yehudy Blandesmil Guzmán y Esmeralda Ortega Polanco, así como el sargento de la Armada Alejandro José Montero Cruz.

Periodista egresada de la Universidad Dominicana O&M, profesión que ejerce desde el 2004 en diferentes medios, especialmente impresos.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE