Desaparecidos en RD |Víctor Manuel Mejía sufre esquizofrenia

Víctor Manuel Mejía, cariñosamente llamado “tío Pepi», salió de su residencia en el sector Simón Bolívar, en el Distrito Nacional, para botar la basura el 10 de agosto de 2022, posteriormente siguió caminando hacia la ruta que solía hacer cuando le daban crisis de esquizofrenia, pero no volvió más.

Su hermana Deysi Esperanza Mejía dijo que ese día, a las 6:00 de la mañana, su hermano se levantó y comenzó a refunfuñar y que sus últimas palabras fueron: “Me voy, me voy y nadie me va a ver”. Seguido salió de la casa con la funda de la basura y una mochila.  

«Él tenía un mes y pico tranquilo, no salía de casa, pero de buenas a primera se levantó y se fue»Deysi Esperanza Mejía Hermana de Víctor Manuel Mejía, desaparecido

Tío Pepi tiene 63 años, de los cuales lleva más de 20 padeciendo la enfermedad mental. Su familia solo le conoció una relación de pareja importante antes de que enfermara, pero no tuvo hijos. Su hermana relata que, a  pesar de que en su juventud fue muy “enamoradizo”, su condición de salud le imposibilitó “hacer familia”.

En estos 20 años padeciendo esquizofrenia, tío Pepi había tratado de mantenerse activo laboralmente. Realizaba trabajos de albañilería, herrería, pero era desvinculado cada vez que la enfermedad le hacía una mala jugada, agregó su pariente de manera preocupada.

https://resources.diariolibre.com/images/2022/12/07/un-par-de-hombres-sentados-en-un-sofa-adc0ec24.jpeg
Infografía
Tío Pepi residía en la casa materna en el sector Simón Bolívar. (FOTO: FUENTE EXTERNA)

 “A él le daban chiripas como albañil y ayudante de un herrero, pero cuando le daba crisis, él no quería que no lo mandaran a hacer nada, se tornaba agresivo y abandonaba el trabajo, por eso los hermanos míos decidieron tenerlo en la casa medicándolo”, indicó.

Tras conocer su diagnóstico, su madre se encargó de cuidarlo. Estuvo medicado y aislado en una habitación con todas las comodidades que su familia podía darle, aseguró Mejía. Sin embargo, tras la muerte de su progenitora, hace siete años, Pepi comenzó a salir más seguido de la casa y a tener más crisis de su enfermedad.

Una hermana menor lo cuidaba en sustitución de su madre. No era tarea fácil, indicó Deisy, don Pepi era muy servicial pero cuando le daban sus crisis «era muy conflictivo».

Búsqueda

La búsqueda de Víctor Manuel o tío Pepi ha sido ineficaz. La familia puso la denuncia ante las autoridades, pero en cuatro meses no han encontrado respuestas.

La señora Deysi dijo que como familia solo tuvieron acceso a una cámara de vigilancia de una peluquería cerca de la vivienda de tío Pepi, allí fue que pudo ver cómo salió de casa con una funda de basura en manos que dejó en el contenedor y luego siguió su paso.

Indicó que solicitó el acceso de cámaras de negocios aledaños pero recibió un no como respuesta. Denunció que ese tipo de diligencias no fueron realizadas por las autoridades.

Mejía, de 60 años, alegó que solo le han estado llamando para decirle “estamos investigando”. Hace más de un mes, de hecho, dijo que la llamaron para reconocer un cadáver, afortunadamente no se trató de su hermano. “Aguardo la esperanza de que, a pesar de que han pasado ya cuatro meses, mi hermano aparezca vivo”.

Si conoce el paradero de tío Pepi, contacte a sus familiares a los números de contacto: 809-867-3971 y 829-924-2261.

Periodista y locutora. Ejerce el periodismo desde 2017. Con experiencia en medios televisivos, impresos y digitales.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE