Ucrania reconoce que no puede restaurar al 100% su sistema energético tras los ataques rusos

Ucrania no tiene capacidad para restaurar su infraestructura energética, muy dañada por los ataques rusos. La red no puede en estos momentos alcanzar los niveles previos a la invasión rusa, según reconoce el presidente Volodímir Zelenski. “Ahora es imposible restaurar el 100% del sistema energético”, advirtió el mandatario en su alocución de la noche del miércoles. Mientras, las autoridades rusas de la ocupada península de Crimea aseguraron haber derribado un dron junto al puerto de Sebastopol este miércoles. Las autoridades de Kiev, que en los últimos días han pasado a la ofensiva golpeando con aviones no tripulados territorio ruso, no han informado sobre si se trataba de un aparato de su ejército. Los lanzados esta semana contra territorio ruso muy alejado de la frontera con Ucrania son aparatos de la era soviética modificados por las fuerzas ucranias para adaptarlos a la ofensiva, según ha revelado este jueves el diario Politico.

Este lunes tuvo lugar el último lanzamiento masivo de misiles de Rusia sobre Ucrania para hacer más duro el invierno a la población ucrania, cuyo sistema energético sufre un déficit del 20% aproximadamente que ni las reparaciones de los daños causados en la red por los bombardeos rusos logran paliar, según el primer ministro, Denis Shmihal. Frente a esos ataques, Ucrania ha decidido poner en marcha una ofensiva sobre territorio ruso o controlado por sus tropas, como ocurre con la península de Crimea, anexionada por Moscú desde 2014. “Un barco de la flota [rusa] del mar Negro derribó un aparato no tripulado sobre el mar”, dijo este miércoles el gobernador de Sebastopol, Mikhail Razvozhaev, en la red social Telegram. El Kremlin teme que la península sea blanco de las tropas ucranias. “Existe el riesgo, pues la parte ucrania persiste en su línea de organizar ataques terroristas”, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, informa la agencia AFP.

Como mecanismo de defensa ante los constantes ataques, Kiev ha respondido con el envío de drones a varias bases aéreas rusas que se hallan alejadas hasta unos 700 kilómetros de la frontera de ambos países. Esa nueva contraofensiva está siendo posible gracias a la modificación de drones que Ucrania poseía de la era soviética, “lo que indica una nueva capacidad mortal para un país que depende principalmente de armas importadas para defenderse de los avances rusos”, según el sitio digital Politico. Se trata, según fuentes cercanas a la operación citadas por el diario, de aviones de vigilancia Tu-141 cuya modificación muestra “la capacidad de la industria de defensa ucrania para innovar”.

Afrontar el invierno

Mientras los técnicos tratan de reparar los últimos daños causados por los bombardeos del lunes, los cortes en el suministro eléctrico siguen estando a la orden del día en diferentes regiones de Ucrania, incluida Kiev. La banda sonora de los generadores colocados delante de los negocios acompaña a los viandantes que transitan por las calles nevadas de la capital. “El sistema tiene una escasez significativa de electricidad”, señaló en un comunicado el operador de la red estatal Ukrenergo para advertir de los apagones en el suministro.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Zelenski se ha dirigido a la población para asegurar que serán necesarios esfuerzos y sacrificios, al menos, hasta que llegue la primavera, un mensaje que ha enfatizado en las últimas semanas. Los ataques desplegados por Rusia desde hace dos meses sobre las infraestructuras que suministran luz, agua y gas a la población ucrania han causado daños irreparables en un momento en que la bajada de las temperaturas dispara el consumo energético. “Estamos aumentando constantemente la generación y el suministro de electricidad, estamos agregando más volumen casi todos los días. Pero no debemos olvidar —y nadie debe olvidarlo— que ahora es imposible restaurar el 100% del sistema energético como estaba antes del comienzo del terror energético ruso. Necesitamos tiempo. Por eso, los horarios de cortes permanecen en la mayoría de las ciudades y distritos”, dijo en la noche del miércoles en su alocución diaria.

Por otro lado, la empresa estatal Naftogaz reconoce que las reservas de 14.500 millones de metros cúbicos de gas que tenían acumuladas para el invierno se han quedado cortas tras los ataques rusos, que han elevado el consumo para hacer frente al déficit eléctrico. “Ante la situación actual, tenemos que estar preparados para encontrar volúmenes adicionales de gas natural y productos derivados del petróleo en poco tiempo, así como para reforzar las reservas”, afirmó el presidente de la compañía, Oleksii Chernishov, en un artículo publicado por la agencia Interfax. En esa columna, añade que los misiles rusos han dañado 350 equipos de Naftogaz y 450 kilómetros de gasoductos.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE